martes, 18 de febrero de 2014

Una puerta y una fotografía


¿Os habéis parado alguna vez a contemplar las puertas de las casas? Sí, habéis leído bien, puertas, las puertas de las casas. Foto Blogger no se ha vuelto loco ni nada por el estilo, aunque la pregunta suena algo extraña.

Hay muchos objetos originales que podemos fotografiar. Las puertas, uno de ellos. Cuando viajo y visito lugares nuevos suelo hacerle fotos a ornamentos originales, ventanas, farolas y también a las puertas. Y mis fotos de puertas es lo que os muestro en este post.

Los que vivimos en la ciudad, rodeados de asfalto, vemos las puertas modernas de las viviendas, las de los portales llenas de barrotes y cristal. Son las puertas de siempre, las que vemos todos los días en todas las calles. Unas más grandes, otras más pequeñas; unas en negro, otras en verde; unas con más barrotes y otras con más cristal.

Sin embargo, cuando salimos de la ciudad, las puertas son distintas. Son nuevas para la vista. Tienen encanto, son viejas, de colores, con distintas formas y dibujos, algunas medio rotas, otras restauradas.

Al fotografiar estos elementos, ya que están en el exterior, tenéis que tener en cuenta diafragma, obturación y fotómetro, para que dependiendo de la iluminación podáis obtener buenas fotografías. También podéis repasar las reglas de composición (I), reglas de composición (II), y reglas de composición (III), para encuadrar bien la imagen y saber cómo destacar los elementos más interesantes.

Aquí os dejo una muestra de algunas fotografías de esas puertas que refrescan la mirada de los que vivimos en la ciudad. Y aprovechad para retratar esas puertas que más os gusten cuando visitéis otras localidades. Podréis conseguir una colección original de imágenes.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada